¿Por qué Alibaba y Amazon montan estructuras en España?

Y quienes les ayudan.

Los grandes de la paquetería, Seur, Dhl, Mrw en riesgo de hacerse irrelevantes.

La lucha por la distribución de la paquetería del comercio electrónico se sabía que iba a entrar en la fase de dominación por los gigantes del sector Amazon y Alibaba. En los EE.UU. la guerra abierta entre Amazon contra Fedex, en la que la gran paquetera ha tenido que adelantarse a que Amazon la echase de su contrato y ahora ha tenido que bajar los precios para atraer clientes de sustitución, era un ejemplo lejano y que parecía que no iba con nosotros. Que Fedex y luego UPS tengan que renunciar a sus márgenes de beneficio por paquete, grandes allí, es el principio de la comoditización de su suculento negocio en los EE.UU. Pero que eso le pueda pasa a SEUR, MRW, o DHL era impensable en Europa. Pues ahora la lucha entre Amazon y Alibaba en España pueden conducir a ello.

Se sabe que AliExpress, la filial de Alibaba, ampliará el acuerdo con Correos, para implantarse más profundamente en nuestro país. Por otro lado se sabe que Amazon ha constituido una filial en España llamada Amazon Road Transport Spain sociedad limitada, dicha sociedad con sede en la calle Ramírez de Prado de Madrid, echó a andar apenas hace un mes, el 31 de Mayo de este año 2019. Los hechos están relacionados, la ofensiva de Alababa el gigante chino del ecommerce en Europa empieza en España por muchos motivos. Pero que Amazon despliegue en España su propia red de distribución de paquetería tampoco es casual. Ambos hechos revolucionan la paquetería en España. Seur, DHL, y MRW tienen motivos para preocuparse.

Al mismo tiempo tenemos otros protagonistas como son Juan Pablo Lázaro que abandonó todos sus cargos en las patronales madrileñas y en la sectorial UNO. Abandonó la CEIM con una muy avanzada carrera hacia la presidencia de la CEOE, siendo uno de sus vicepresidentes y el de más valía, dejando el puesto de la presidencia CEIM que ha tomado Miguel Garrido recientemente.

En la presidencia de la asociación de paquetería y logística, UNO, se ha quedado de presidente el que era su director general, Francisco Aranda. Dos hombres de indudable valía, pero evidentemente sin el perfil político que tiene Juan Pablo Lázaro y  que augura muy  seguramente su retorno a no pasar mucho el tiempo.

Otro protagonista en la sombra es el expresidente de correos Javier Cuesta Nuin que está desaparecido desde su cese cuando llegó al gobierno el Partido Socialista. Otro personaje importante del panorama logístico y que se le augura un pronto retorno a este panorama.

Así las cosas nos encontramos con dos titanes de comercio electrónico mundial, el líder Amazon pero pisándole los talones, el gigante chino Alibaba, haciendo de España su lugar de expansión. Resulta curioso que se haya elegido a España como lugar para una confrontación importantísima entre estos dos players peligrosos.

Por un lado, tenemos a la empresa china que a través de su filial de logística AliExpress, expande rápidamente su presencia en España,  y por otro lado a una compañía como Amazon que esta cambiando su modelo de reparto de mercancías y que ha elegido España para profundizar en Europa su modelo que ya explota en EEUU, pero de forma menor, que es de las redes propias de paquetería.

Cuando todavía estas redes propias no son un gran porcentaje en los EEUU, llama la atención de que se elija un país como España, que no es ni el primero, ni el segundo, ni el tercero, ni el cuarto más grande de la Unión Europea, ni el mas centrado.

Sin embrago, los astros han hecho que se alineen para que sea España la elegida en esta confrontación entre estos gigantes.

De un lado los chinos que utilizan masivamente a Correos, para su logística, desde el centro de carga aérea en Madrid, a Correos Express, y que además están protagonizando la expansión en el sudeste asiático, Vietnam y en Singapur, de Correos, tiene interés geoestratégico en seguir expandiendo sus negocios en Europa. En un momento en el cual, la Norteamérica de Trump les pone obstáculos e impedimentos en otras áreas de negocios.

Justamente cuando Trump ataca las empresas chinas, los chinos abren brecha ente los aliados occidentales aumentando los ya de por si los buenos negocios que hacen en un país como España. No solo Alibaba y su filial logística AliExpress, sino otras empresas como, la muy famosa ahora, por los vetos norteamericanos y la demanda de extradición de la hija de su fundador, Huawei, tiene importante presencia en España; también otras empresas chinas que tienen intereses en España, como en los puertos españoles y ahora el Gobierno quiere que inviertan en plantas de baterías otras como BYD.

Además Alibaba aumenta cada día su colaboración con El Corte Ingles, una empresa inmersa, en lo que se llama el Apocalipsis del retail. Y que cada vez parece que se apoyará muchísimo más en los chinos para mejorar su situación, delicada porque como todo el resto de grandes cadenas de distribución física, sufre por el comercio electrónico.

Así las cosas, es entendible que al creciente interés chino en España sea geoestratégico, y se vengan a oponer los americanos de Amazon plantándoles cara en un proyecto que hace tiempo que venían pergeñando. 

Y este es el de crear una red propia de empresas de paquetería y logística, para ello anunciaron los servicios de Amazon Flex para captar autónomos y ahora han fundado una empresa, Amazon Road Transpor Spain, S.L, que ya está dando los primeros pasos y rápidamente ha procedido a nombrar a cincuenta y dos administradores y apoderados para echar rápidamente a andar con la compañía. 52 un número que suena al número de provincia españolas.

¿Será capaz Amazon de montar una red de paquetería propia o tendrá que comprar una empresa autóctona, o las dos cosas?

¿Qué es lo que pretenden ambas compañías?

Pues en primer lugar Alibaba y AliExpress aumentar su colaboración cada vez más importante con Correos con estos acuerdos estratégicos también en el sureste asiático para seguirse beneficiando de una forma tremendamente importante de la red de distribución de Correos y de sus buenos precios. Bajos según ha estado denunciando hasta hace poco y sigue la patronal UNO, hasta ahora liderada por Juan Pablo Lázaro. UNO dice que los descuentos que aplica Correos son ilegales. Recientemente Amazon ha entrado en UNO, otro dato.

Lo de los precios subvencionados no es de aquí, el mismo Trump, se queja de los bajos precios del Correo americano para Amazon.

En este caso la queja de la patronal UNO, han sido estos bajos precios de Correos, que le hace a Alibaba pero también a Amazon.

CORREOS CON ALIBABA Y AMAZON CON QUIEN.

Parece que las preferencias de Correos se han inclinado hacia los chinos de Alibaba y AliExress y esto ha excitado aún más las ganas de Amazon de tener su propia red de paquetería ya que aquí depende de las empresas paqueteras que son un oligopolio basado en los correos y los operadores internacionales. Fedex, UPS, o los correos de la Post que es Seur o DHL que es Deutsche Post. Con Fedex ha peleado en los EE.UU., y le quedan básicamente los correos.

Amazon ya vio desde hace tiempo que tenía que moverse a comprar una empresa de paquetería, mucho se habló de si compraba MRW o montar su propia red. Parece ser que se ha decidido por montar su propia red, por desarrollar su propia red y por eso ha fundado esta empresa, pero para la cual necesita un germen empresarial que no tiene por mucho que sea un gigante, y aquí entra la posible compra de otras compañías españolas que vengan con su know how. Una multinacional suele fracasar en la lides locales.

Este es caso posible de varias compañías medianas, no MRW, sino otras compañías medianas, y en el mercado se habla que podría ser Sending, la empresa de Juan Pablo Lázaro, pero también podrían ser otras empresas medianas españolas. Con este germen, Amazon podría proceder rapidísimamente a expandir y crear su propia red en España. 

Por otro lado Aliexpress ha ampliado con Correos sus proyectos y para esto también necesita su hombre español, y aquí los rumores se centran en el retorno de Javier Cuesta Nuin, al frente de una especie de AliExpress Road Transport Spain, para hacer en paralelo lo que puede hacer Amazon por sí sola o en asociación con Juan Pablo Lázaro. También les vendría bien una empresa y Aliexpress podría comprar o entrar en Correos Express.

En el sector los rumores son muy insistentes en ese sentido. El presidente de Alibaba estuvo en España en un viaje no divulgado para ver la Copa pero nadie cree que teniendo aquí socios como El Corte Inglés o Correos no hiciese algo más.

En cualquier caso con estos mimbres la competencia interna en el sector de la paquetería se va a poner muy intensa.

Menú