La somnolencia y la fatiga provocaron el 10% de los fallecidos en carretera en 2017

El sueño al volante está detrás del 10% de los fallecidos en accidentes de tráfico con víctimas en España durante 2017, según datos de la DGT, y es un factor implicado, directa o indirectamente, entre el 15 y el 30% del total de accidentes de tráfico.

FESVIAL recuerda en un comunicado algunas de las recomendaciones habituales para combatir la somnolencia al volante.

El sueño y la fatiga fueron la principal causa en 2017 de 2.722 accidentes de tráfico con víctimas con el resultado de 177 fallecidos y 4.063 heridos, de los que 589 tuvieron la consideración de graves y requirieron hospitalización. Julio, agosto y septiembre fueron los meses del año en que más accidentes con víctimas se registraron por sueño o fatiga, mientras los que menos siniestralidad registraron fueron noviembre, marzo, febrero y enero, respectivamente, detalla el escrito.

“Por tanto, podemos concluir que el sueño es uno de los mayores enemigos al volante porque imposibilita reaccionar hasta que ya es demasiado tarde, motivo por el que muchos de los accidentes de tráfico relacionados con el sueño tienen consecuencias graves o muy graves”.

Cómo combatir la somnolencia al volante.

Aunque la somnolencia al volante puede aparecer a cualquier hora del día, y depende también del estilo de vida, horarios, hábitos del conductor y de su estado de ánimo y de salud, se sabe de dos franjas horarias en las que se da más habitualmente: a primera hora de la tarde (entre las 14 y las 16 horas) y durante la madrugada (entre las 3 y las 5 de la mañana). Los conductores profesionales son más propensos a sufrir somnolencia debido a que pasan un mayor número de horas al volante, explica FESVIAL.

“Este riesgo se incrementa para todos los conductores en especial durante las fechas próximas a la Navidad,que registran tradicionalmente un gran número de desplazamientos en coche debido a las vacaciones. Sobre todo, en los días de Nochebuena y Navidad, Fin de año y Año nuevo, y Reyes”.

Algunas de las recomendaciones habituales para combatir la somnolencia incluyen descansar bien antes de emprender un viaje, realizar una buena planificación del mismo y evitar las horas más peligrosas o los trayectos largos, especialmente de noche; descansar cada 2 horas o 200 kilómetros recorridos, no inclinar demasiado el asiento, ventilar bien el interior del habitáculo, no ingerir comidas copiosas antes de viajar, conversar con otros pasajeros o poner música, ingerir bebidas e hidratarse convenientemente y efectuar cambios de ritmo durante la conducción, siempre respetando las normas de circulación, señala el escrito.

La implantación de las nuevas tecnologías nos colocan en el camino de mejorar la seguridad vial

Según datos del estudio el navegador es el sistema ADAS más solicitado y que mayor relevancia tiene entre la población conductora y otros como las luces automáticas, están a punto de convertirse en sistemas inherentes al vehículo, al mismo nivel que en su momento fueron los sistemas de frenado ABS. Aun así, gran número de la población muestra desconfianza en estos sistemas por la falta de conocimiento y su utilidad, por lo que será necesario que los nuevos avances tecnológicos sean sencillos, comprensibles y de fácil usabilidad por parte de los usuarios. Por el contrario, la población más joven (nativos tecnológicos) muestran mayor aceptación y usabilidad de los mismos, así como de las apps que ayudan o mejoran nuestra conducción, destaca la Fundación.

“El estudio también indica que en opinión de los conductores que la conducción cada vez más se dirige hacia una conducción autónoma, donde el papel de conductor sea cada vez menos relevante y los sistemas tecnológicos hagan parte del trabajo de la conducción. Los resultados apuntan a que es necesario, para conseguir los objetivos propuestos, conseguir que la app Copiloto cuente con un mayor volumen de usuarios, sea más conocida por el público en general y se asocie de manera nítida con la marca Samsung”.

“Las tecnologías mejoran nuestra calidad de vida a todos los niveles, también en la conducción y debemos hacer un buen uso de las mismas, pues pueden evitar cierta tipología de accidentes y mejorar nuestra seguridad y eficiencia en la conducción, pero sin olvidar que todavía hasta la fecha la última decisión y responsabilidad la sigue teniendo quien está a manos de un volante”
, concluye el comunicado.

FUENTE: Transcamion.es

Menú